Campamento de verano en los Hogares Betania y La Buena Semilla 2018

Desde hace algunos años, las puertas del hogar "Betania" se abren en pleno verano: Después de una pausa de un mes por Navidad y Año Nuevo, los niños y jóvenes vuelven alegremente al hogar. Pero en lugar de la vida cotidiana vienen para divertirse y jugar: 13 voluntarios de kulturweit que trabajan en diferentes lugares de Argentina han venido a Eldorado para organizar un campamento de verano de un mes para niños y jóvenes, este año del 15.01. al 09.02.2018.

Después de que muchos voluntarios habían estado interesados en trabajar en el campamento este año, se llevó a cabo un proyecto similar en el hogar infantil local "La Buena Semilla" durante las primeras dos semanas.

Por el gran calor de enero y febrero, los campamentos de verano empezaron a las 5 de la tarde y terminaron alrededor de las 10 de la noche. En una primera parte, se hicieron ofertas artísticas y creativas en mesas previamente montadas: Además de pintar cuadros, se diseñaron grandes carteles por grupos, se pegaron y retocaron cuadros con materiales naturales que los chicos habían recogido antes. Todo esto fue especialmente popular entre los niños más pequeños. A todos les gustaba atar cintas y los juegos de cartas que traían los voluntarios. Muchos niños también jugaban al fútbol o se sentaban con sus amigos a tomar tereré durante esta fase.

Alrededor de las 6 de la tarde las piletas, piscinas infantiles, estuvieron abiertas durante casi dos horas: La mayoría de los niños y jóvenes trabajaban por cuenta propia, de modo que los voluntarios podían ocuparse más intensamente de los demás. A las 20.30 cenamos juntos. Después de desmontar y ordenar todo los niños y jóvenes, así como los voluntarios, fueron llevados a casa.

En La Buena Semilla otro programa estuvo requerido: la mayoría de los niños tenían entre cuatro y ocho años. Por lo tanto, las ofertas de los voluntarios fueron más directas y para todo el grupo. Después de la llegada de los voluntarios alrededor de las 4 de la tarde, ofrecieron un programa de tres horas: Además de las actividades conjuntas de pintura y artesanía, durante las cuales se crearon máscaras de animales, además de cuadros, carteles y mandalas grandes, se ensayaron bailes en grupo, juegos de canto y un pequeño juego con las máscaras.

¡Un éxito total - para los niños y los voluntarios!

Fue notable cómo la relación entre los niños, jóvenes y los voluntarios cambió en el transcurso de las dos semanas: A ambos grupos les dieron la bienvenida abiertamente, pero al final de las dos semanas se habían desarrollado relaciones individuales muy fuertes y de confianza.

 

Los campamentos de verano de 2018 - como en años anteriores - fueron un éxito total. A través de ellos, los niños y jóvenes, que no conocen vacaciones por viajes propios, pueden realizar experiencias extraordinarias en sus vacaciones de verano. Probablemente van a seguir contando sobre la experiencia con entusiasmo durante mucho tiempo; incluso durante el campamento actual los recuerdos de los últimos años todavía estaban muy presentes.

 

-       Luis Schäfer

 

¡Le agradecemos a nuestro voluntario Luis por su esfuerzo en organizar los campamentos y a todos los voluntarios que lo apoyaron!